28 junio 2008

¿Dónde está Nicolás?

Cuando una futura mamá se queda embarazada, uno de los mayores dilemas suele ser el nombre que poner al retoño. A veces la cosa está clara, porque desde siempre ha sabido como bautizarlo, otras sin embargo pasa todo lo contrario, y el entorno a veces no ayuda más que a la confusión: "llamale como al padre", "en la familia es tradición que...", "ponle fulanito", etc.
El caso es que la mamá de Carlos y Andrés, está embarazada de nuevo y ella es de las que no tiene ni idea de como llamar al futuro García. Con el paso de los meses, y dejandose influenciar por el resto de la familia, al fin decidió un nombre: NICOLÁS.
Unos estaban a favor y otros en contra, pero el tema estaba zanjado, Nico iba a ser el próximo miembro de la familia. A partir de este momento, hay que empezar a concienciar a los hermanos de como se llamará el siguiente, a informar a amigos y familiares de que la famosa decisión ya está tomada; las abuelas empiezan a tejer los jerseys, pechitos con nombre, los patucos...
Llega el momento del parto, nace Nicolás, y en el solitario paritorio, y apartada de los familiares, la mami mira con cariño al nuevo pitufillo, lo observa con detenimiento, y decide que ese niño no tiene cara de Nicolás, y que porque las abuelas quieran el niño no se va a llamar Nico si no tiene cara de Nico; así que el bebé es rebautizado: se llamará Alejandro.
Las abuelas con la emoción de verlo, parece que ni han escuchado que su ansiado nieto ha cambiado el nombre, pero al final acabarán entendiendolo.
El problema viene con Carlos y Andrés (3 y 5 años); su mamá les explica que el niño se llama Alejandro, pero no lo entienden; lo aceptan sin problemas pero la pregunta de Carlos es:
- "¿Y cuando te sacan a Nico?"
- "No cariño, ya no hay más bebés, mamá llevaba uno solo, que en principio se iba a llamar Nicolás pero que al final se llama Alejandro"

Parece facil de entender, pero cuando uno no tiene más de cinco años, comprenderlo es misión imposible; lejos de tranquilizar a Carlos, la mami lo ha asustado aun más con su explicación...:
- "¿¿¿¿¿Entonces Nico se ha muerto?????"
- "No Carlos, este es Nico; pero ahora se llama Alejandro"
Como podréis imaginar los primeros días Carlos y Andrés continuaban llamando Nico al pequeño Alejandro. Pero con el paso de las semanas, parece que asumieron la realidad.

La madre, por fín se quedó tranquila, consciente de que aquello no había supuesto un trauma para sus otros dos hijos; hasta que dos meses después del feliz nacimiento, y mientras los hermanos mayores miraban al más pequeño, Carlos le dijo a su madre:
- "Mamá cuando venga Nicolás habrá que comprar más juguetes que no tenemos muchos..."

5 comentarios:

Tere dijo...

jajaja que bueno!!! Si esque es lo que tienen esas cosas.la verdad que elegir el nombre de un bebe tiene que ser algo complicado si ya tienes varios niños o si no lo tienes nada claro.Y claro luego se lian estos lios jajaja

En fin,esperaremos Nico jaja

Por cierto......!!!!CAMPEONES!!!!!!!

Ana dijo...

A mi primer niño le he puesto Ismael.. pues me gustaba por su significado "Dios te escucha".. y bueno, cuando me quede embarazada de nuevo (si Dios quiere algún día) pues no se como le pondre.. pero desde luego espero no cambiar el nombre en el paritorio pues supongo que mi Ismael si ya es algo mayorcito se quedaria como este pobre muchachito.. un poco preocupado.
Un beso!

Cristi dijo...

Tienes premio-meme en mi bog jiji ;)

kokrann dijo...

jajaja, yo creo que al final acabarán llamando Nicolás al pequeño Alejandro, ya verás, jeje.

Un beso.

SOLE dijo...

TERE: la verdad es que cuando los escucho, me doy cuenta de que realmente nunca llegaran a entender lo que ha pasado con Nico, hasta que pasen unos años. Resulta curioso como a pesar de que el peque aun no habia nacido, para ellos ya estaba presente.
Un besito Tere

ANA: ja ja, después de esto, y a pesar de que no soy madre, no te recomiendo cambiar el nombre a última hora, ya que puede tener efectos secundarios...
MUACKKK

CRISTI: gracias por el marrón, upps, queria decir meme ja ja. Ya está hecho loca, menos mal que era de los facilitos...
Un besazo

KOKRANN: a dia de hoy sigue sin llamarse Nico, pero yo desde luego si fuera su madre, me lo pensaba porque los hermanos son cabezones como ellos solos.
Un abrazo!!