20 septiembre 2009

Cosas de los niños holandeses...

Este verano he estado en Holanda. Como a cada una de las personas que hizo este viaje antes que yo y les preguntaba su opinión sobre este país, soy incapaz de hablar de él sin que un poco más y se me caiga la baba. Amsterdam es increible con sus canales, sus casas torcidas, y sus poleas para entrar los muebles por las ventanas.
Los pueblos de los alrededores más bonitos aún, y es que mires donde mires es una postal: casas típicas de cuento, los sauces llorones cayendo hasta acariciar con sus hojas el agua de los canales donde nadan cientos de patos... poco ruido y muchas muchas bicis, tantas que en la gran ciudad llegan a agobiar porque es regla nacional que tienen preferencia ante todo, peatones incluidos.
En Holanda hay muchos niños, muchísimos y son super importantes; hay infinidad de tiendas de juguetes y todo está adaptado a ellos, incluidas las bicis por supuesto (porque os he dicho ya que hay muchas, muchísimas bicis ¿verdad?). Los más peques viajan en este tipo de baúles equipados con todo lo necesario, tienen dentro una especie de bancos donde van sentados, con cinturón para que lo hagan con toda seguridad y algunos incluso dejan algún que otro juguete dentro para que el trayecto de un sitio a otro sea más entretenido.

Es rara la família holandesa que tiene un solo hijo, por lo que estos baúles suelen tener más de un pasajero. Divertido ¿verdad? No recuerdo haber visto el tipico coche que podemos encontrar aquí en España con tres sillitas para niños en el asiento trasero. Pero bicicletas equipadas para ellos a montones.
La bicicleta es una forma de vida, y los niños viajan màs que tranquilos de esta forma, algunos hasta con casco por si acaso jaja.
Aquí os dejo una foto para que os hagáis una idea más real de lo que os estaba describiendo.
Y como seguro que habéis pensado que soy una exagerada cuando os digo que hay muchas, muchísimas bicis os voy a enseñar la prueba más clara de ello: el parking de bicicletas que hay al lado de la estación central; sí, sí: parking, pero no os imaginéis estos hierros que ponen en nuestro país para meter la rueda y ponerle el candado, no, no. Imagináos un parking, con pisos y pisos para guardar las bicis, y con un vigilante para que no las roben.
Dudo que podáis imaginarlo como realmente es (a mí me parecía increible lo que vi) así que os dejo una foto de las que hice mientras navegaba por uno de los canales principales de Amsterdam...
Increíble ¿a qué si? Está lleno, cada uno de los cuatro pisos tiene una bicicleta al lado de otra desde el principio hasta el final del parking, que es tan grande que no cabe en la foto!!!

Lo que me parece más alucinante todavía es que sepan encontrar la suya entre tantas bicicletas.
En fín, que me alegro de volver a encontrarme con vosotr@s y espero haberos animado a los que aún no hayais visitado Holanda, a hacerlo, y a los que ya lo hayamos hecho, a buscar otro hueco para repetir cuando se pueda.

7 comentarios:

Yo dijo...

Un amigo de mi ex vive allí... Su novia y futura mujer, es holandesa. Y, aunque no nos llevamos mal, no he subido con él nunca a visitarle. Ya como que no pega... jajajajaja.

Pero Amy sí que fue este año con su novio a visitarle (el novio de Amy es amigo de mi ex y de él) y las fotos que me ha enseñado son preciosas. Qué tranquilidad debe respirarse en un sitio así...

En fin, que me alegro de que hayas disfrutado de tus vacas y de tenerte por aquí de nuevo. Nos leemos, guapa ^^

Muy curioso lo de los "cajones" en las bicis para los enanos jeje. Pobrecillos, ahí metidos sin poder ver el paisaje...

¡Besitooos!

Mª Carmen dijo...

Es uno de los viajes que tengo pendiente y me lo imaginaba tal y como lo has narrado. El paraíso de los niños...y por tanto de lo papás que quieren tener calidad de vida (trabajar para vivir y no vivir para trabajar). Eso sí que aumenta la natalidad y no las ayudas económicas de nuestro país que al lado de países como Holanda resulta totalmente bananero.


Bicos moitos

¿Qué tal la vuelta al cole??? Ya nos irás contando

Ana dijo...

Que chulada y que gozada tiene que ser vivir así!!.. La mayoría de los holandeses tienen que estar super sanos con eso de darle al pedal, ademas no contamina nada lo que seguramente hara el aire mucho mas respirable y lo que te ahorras en gasolina :)!!!
En fin, que seria un bonito destino y hay mucha gente que no lo piensa.
Me encanta la bici-baby esa de la foto.. es genial!!
Un besito!

Susana dijo...

Que gozada!!! Pero me ha sabido a poco el post. Tienes que hacer uno más extenso mostrándonos más fotos de ese maravilloso país, para que nos muramos un poco de envidia... jejeje.

José Amorós dijo...

Vaya, tuvo que ser una experiencia muy interesante el viaje a Holanda. Es un sitio al que no he ido todavía, pero que tengo en mente desde hace tiempo.

Haber si pillo unos días libres, y un vuelo de ryanair, baratito, y me escapo.

¿Alguien se apunta?

saludos.
josé carlos.

kocrann dijo...

Hola,

vaya, nunca he ido a Holanda pero había oído hablar de la "cultura de la bicicletas" que se respira por allí, jeje.

Eso sí, desconocía esa especie de baúles que transportan a los niños. Debe ser muy curioso verlo. ^^.

Lo del parking me ha sorprendido. Ojalá en España hubiese algo así, tan ecológico.

Un abrazo SOLE

Luchete dijo...

Tengo pendiente ir a Ámsterdam, quizás vaya pronti, quién sabe...

Espero q lo pasaras bien ....seguro q sí...

Un abrazo grandote y pasa buen finde pitufa!